sábado, 11 de febrero de 2017

Caballeros del ZodiaKO: Shaka de Virgo

Y aquí estoy con otro post dedicado a Saint Fighter... la seguidilla no para. Ahora es el turno de Shaka de virgo, quien tiene un lugar muy especial en mis recuerdos, personalmente hablando. ¿La razón? Fue el primer caballero del zodiaco que obtuve de regalo en mi infancia. La historia va más o menos así:

Navidad de 1995, en pleno boom de Saint Seiya en el Perú. Aunque no seguí la serie desde que empezó a emitirse en 1994, bastó ver un solo capítulo para que se genere un vínculo que no se rompe hasta el día de hoy. Esto paso en 1995, cuando empecé a ver la serie a partir de la casa de Leo, hasta el final. Esperando con muchas ansias cada episodio, semana a semana. Obviamente también llegaron las figuras (en ese entonces no eran conocidas como vintage) y, claro, mi mayor deseo (y el de muchos niños de esa época) era tener siquiera una de estas. El problema era que costaban un ojo de la cara y solo algunos se podían dar el lujo de tener las figuras originales, de Hude y Bandai. Pero para el resto fueron lanzadas las figuras pirata, las Saint Fighter. Empaques similares, piezas de metal, completos y mucho más baratos, un buen sustituto del original (nada que ver con las copias de pobrísima calidad de la actualidad). Mi mamá parecía no tener intención alguna de comprarme estos juguetes y me lo hacía saber durante todo el año de 1995. Ya no tenía esperanzas de tener siquiera un Saint Fighter y no quedaba otra más que inventarme mis propios caballeros armando con Playgos o haciéndoles armaduras de papel a mis muñecos. Así transcurrió todo el año hasta que en Navidad... pasó lo impensado. Recibí como regalo de parte de mi madre a Shaka de Virgo, uno igual al que voy a presentar en este post. Sin exagerar, creo que fue el regalo de mi niñez que más feliz me puso, incluso más que el SNES, de dos años después. Obviamente jugué mucho con él, hasta que, literalmente, lo hice pedazos.

Shaka de virgo aparece por primera vez al pelear con Aioria, que le decía sus verdades al patriarca. La pelea acabó abrúptamente por la intervención de éste y su puño diabólico contra Leo. Ya en la batalla de las 12 casas, intentó deshacerse de Ikki por medio de sus discípulos, no lo logra y el Fénix acude a la zona de batalla, luego de que Shaka derrotara fácilmente a los otros caballeros de bronce. Tras una de las peleas más memorables de toda la serie, Shaka termina en otra dimensión junto con Ikki, pidiéndole ayuda a Mu para regresar. Luego se une a la causa de Atena y da parte de su sangre para reparar una de las armaduras de bronce destruidas. Para el ataque de los espectros fulmina sin problemas al grupo comandado por giganto de ciclope. La verdadera batalla es contra Saga, Kamus y Shura, a quienes les quita sus sentidos para forzárlos a utilizar la Athena Exclamation y matarlo. Así lo hacen pero Shaka despertó el Octavo Sentido y fue al inframundo junto con Atena a derrotar a Hades. De allí solo aparece intentando atravezar el Muro de los lamentos, sin éxito. Tuvo que sacrificar su vida junto a sus compañeros dorados para lograr tal proeza. No olvidaré su frase célebre: "Soy sagrado desde el cielo hasta el infierno y viceversa".

Terminado los previos, vamos con el empaque. Tuve la gran suerte de encontrar a Virgo en su caja "original" y en excelente estado, salvo una que otra rasgadura. Primero su vista delantera:


Prácticamente el mismo diseño que el Bandai. En la imagen del Object hay un par de diferencias con respecto al producto final que detallaré más adelante. Obviamente no tiene el logo Bandai.

Ahora la vista trasera, donde también se puede apreciar una diferencia en el casco y peto de la armadura con la del juguete:


A diferencia de Tauro, aquí no se recrea la batalla de shaka contra los caballeros de bronce. Lo que vemos es la escena en la que Aioria le reclama al Patriarca por querer matar a Athena, en la que Virgo interviene en favor de Arles. Luchan en una pelea tan pareja que (dicen) podría durar 1000 días. Por cierto, el ya clásico sticker rojo de "¡Visto como en TV!" aparece en esta cara de la caja.

Los Saint Fighter no tienen la ventana que permitia ver el interior sin abrir la caja. Así que la abrimos y tenemos el contenido:


En tan buen estado encontré la caja que incluye el plástico transparente que recubre el tecnopor y evita que las piezas se muevan de su lugar. Desafortunadamente no traía el manual. Como se puede ver, está completo con todas sus piezas.

Tras armar la figura, este es el resultado final:


Todo encaja en su lugar, con excepción del casco, que "salta" de la cabeza de Shaka si intentas colocarlo por completo. La armadura se ha mantenido bastante bien al paso del tiempo, supongo que por conservar su caja. Copia prácticamente exacta del original. Me gusta el detalle de sus dobles hombreras.

Ahora veamos qué tan posable es Shaka de Virgo. ¿Es muy distinto a los demás dorados?:


La verdad, no lo es. La posabilidad es la misma que un dorado promedio, aunque gracias a las hombreras anchas Shaka puede mover un poco más los brazos. Las articulaciones del codo izquierdo y la cabeza están bien duras y, en el caso del codo, da un poco de temor flexionarlo (más aún cuando el antebrazo fue la primera parte que se me rompió en el Virgo de mi infancia :( todo por flexionar el codo).

"Ríndete sin condiciones... ¡¡¡Muere, Aioria!!!"


Otra de las frases célebres de este personaje, gracias al doblaje latino.

Ahora veamos la armadura de Virgo en modo Object:


Bastante obvia de armar, a diferencia de las anteriores armaduras doradas, solo es vestir a la peana como si lo hicieras con el muñeco, con excepción de las hombreras que quedan como "alas". Se puede apreciar una diferencia en la peana con respecto a la imagen de la caja, que tiene articulación en las rodillas. Al parecer justo antes de lanzar la figura se decidió eliminar esta articulación, para reducir costos, supongo. aquí el casco entra sin problemas en la cabeza. el único problemilla es con los antebrazos, que no terminan de encajar por completo y debido a esto las manos de la peana no se pueden juntar totalmente para representar el "rezo".

Ya para terminar, el "sagrado" Shaka y su armadura:


Una última cosa con respecto al muñeco: Las rodillas están flojas, por lo que una vez puesta la armadura es muy fácil que la figura se venga abajo por el peso del peto de metal. Con algo de esfuerzo pude colocarla y mantenerla de pie para esta ocasión.

Shaka de Virgo Saint Fighter es una gran copia, completo y muy bien conservado, con muy pocas cosas que observarle. Obviamente tiene un lugar especial en mi colección por haber sido aquel regalo tan anhelado de la niñez. Ese "primer regalo" que no se olvida. Muy feliz de tenerlo de vuelta en casa. Después de perder el que tuve de niño pensé que jamás lo volvería a tener, pero por suerte me equivoqué. Ahora lo tengo a él... y a muchos más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada